EL CEDIDO DEL REAL MADRID QUE AYER VOLVIÓ A SALIRSE Y QUE CUESTIONA LA POLÍTICA DE DESCARTES